Alaska

DSC_0479 c

El inicio de una jornada de pesca, en Alaska

Pescar en Alaska es un objetivo en la vida de todo pescador, podemos haber llegado a los lugares más recónditos del planeta y aun así, si no has estado en Alaska es algo pendiente. Junto a un grupo de mosqueros amigos, visitamos y conocimos algunos de sus innumerables secretos.    

   Tierra desconocida

DSC_0529 c

ALberto con un Sockeye bien rojo

Derivado del vocablo aleutiano alyeska cuyo significado es “tierras grandes”, Alaska es el estado de mayor superficie de los Estados Unidos. Su remota ubicación limita con el Océano Ártico y Océano Pacifico y comparte frontera con Canadá. Su vasta área se divide en tres regiones bien definidas por sus características topográficas: la zona costera con las montañas del Pacifico, luego la zona ártica o septentrional en donde se encuentran la cadena Brooks y la zona interior caracterizada por el valle del Río Yukon y sus innumerables sistemas de afluentes en meseta. Para todos aquellos que además de la pesca tenemos afinidad por lugares inhóspitos, Alaska posee un significado tan especial que solo se puede conciliar visitándola, pescando, volando y respirando estas tierras en su máxima expresión.

La elección del lugar

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Aldo Boucher con un buen Silver

Como todos los destinos, se debe realizar previamente una cuidadosa investigación para contar con información y así poder elegir aquello que nos puede resultar de nuestro agrado. Así fue como conversamos con Jorge Cardillo, en su Fly Shop de San Martin de los Andes, quien con sus numerosas visitas al destino del norte, ya se ha convertido en todo un referente en la materia. Los formatos u opciones para pescar más difundidas son hosterías o lodges tradicionales en los sectores bajos o intermedios, algunos lodges boutique en zonas altas e inaccesibles y las flotadas organizadas.

IMGP7672

Hernán Dompe con uno de los Silver más grandes sin duda alguna

 

DSCF8131

Marcelo Villosio, el especialista en salmón Sockeye

¿Cuándo es el mejor momento? esa es una decisión importante y si bien cada destino dentro de Alaska posee características propias, en términos generales, los meses más recomendados para pescar son junio, julio y agosto.

DSC_0058 c

Eliseo y Federico con doblete de Silver

En esta etapa temprana de la temporada las otras especies aun no han ingresado, el clima es lluvioso en extremo y los mosquitos y jejenes pueden ser toda una pesadilla.

DSC_0011c

Las barras del Salmon Chum

DSC00406

Alberto con un excelente Silver

Sumado a los beneficios de la pesca del salmon Silver, el clima parece ser más benigno en cuanto a las lluvias e insectos como resultado de algunas bajas en las temperaturas. Luego de informarnos, nuestra elección sin duda fue esta última y a pesar de ello, las lluvias estuvieron presentes casi todos los días y los insectos, en determinados momentos llegaron a ser insoportables, pero casi nadie lo notaba ya que estábamos en Alaska.  

DSC_0265c

El grupo completo de pescadores

 La puerta de ingreso.

Poco conocida, Juneao es la capital oficial del estado de Alaska, aunque sin lugar a dudas es Anchorage la ciudad más desarrollada y con sus 292000 habitantes y puerto no deja de impresionarnos. El arribo es al aeropuerto internacional Ted Stevens y desde allí apenas unos veinte minutos por autovías hasta nuestro hotel.

Anchorage, lejos de lo que nos presentan las imágenes en televisión, se ve una ciudad moderna, limpia, organizada y casi perfecta. Con restaurantes que ofrecen todo tipo de opciones y muchas excelentes. Hasta allí, nada parece darnos la sensación de aventura.

DSC_0268 c

Poblado de King Salmon, parece detenido en el tiempo

 Nuestra siguiente etapa es un vuelo de poco más de una hora que nos lleva a un poblado llamado King Salmon. Al descender del avión, por una escalera bastante precaria, justo allí, las percepciones cambiaron. ¡Finalmente en Alaska! se escucha a un Eliseo De bernardi que pareciera haber conocido todo o casi todo en su vida.

La llovizna fina y persistente y un clima sin dudas frio, mi bolso que no llega por exceso de peso en el avión y los insectos que revolotean por todos lados, así comienza a borrarse la imagen de perfección a la que nos habíamos acostumbrado con tanta facilidad los días previos. 

King Salmon, es una pequeña población a orillas del Rio Naknek. Es aquí en donde están los hidroaviones que realizaran nuestro traslado al destino final, el Alagnak lodge.

Durante los 45 minutos de vuelo al lodge, todo nos sorprende. Una vegetación que alterna pequeños bosquecitos de verdes intensos pero que se manifiesta como una gran tundra surcada por chorrillos de agua y corrientes de todos los tamaños, sin dudas un mundo completamente distinto.     

DSCF8147

Marcelo y Enrique con dobletes de truchas

 

El destino, Alagnak lodge. La metodología de pesca en Alaska

DSCF8150

Marcelo y un Artic Char

La latitud extrema determina horarios de luz prolongados en verano y lo opuesto en invierno, pero en nuestra visita de fin de temporada, las horas del día y la noche tienden a equilibrarse un poco más, es así como las primeras luces aparecen a las 6:00AM y las últimas del día y que aun nos permiten pescar con comodidad son hasta las 10:30PM. Debido a este horario prolongado, la organización del lodge implementa la metodología de pesca que divide el día de pesca en dos turnos de cuatro horas cada uno. Uno de los factores que resulta poco agradable, al menos para la mayoría es que el almuerzo se realiza a las 12:30hs y la cena a las 18:30hs y tanto los guías como la cocina NO aceptan modificación alguna. Es decir, se puede elegir pescar el turno en la mañana, regresar, almorzar para volver en la tarde o tomar la mañana, almorzar, descansar, cenar a las 18:30hs y regresar para pescar el turno de la noche. Lo que no es posible es pescar todo el día seguido sin regresar al almuerzo. Esto tampoco es muy grave porque es algo que también se cumplen en el Rio Grande, pero como Alaska nos despierta tanta adrenalina, todos seriamos capaces de estar todas las horas de luz metidos en el agua.  

DSC_0435 c

Salmón rosado, los machos son los más jorobados

DSC_0315 c

Silver salmon, un pez precioso desde todo aspecto

Pescando 

IMGP7660

Samuel y Helnán no dejaron un salmon sin pescar

Las cinco lanchas comienzan a distribuirse en un espacio relativamente amplio del rio, los primeros cast y la recomendación del guía de usar línea de flote y un leader de 12ft no me gusta para nada como se combina con las moscas pesadas y voluminosas. El primer salmón pink llega casi de inmediato, luego otro y otro de mi compañero y un doblete. La embarcación vecina con nuestros compañeros igual, algo increíble en menos de una hora habíamos ya perdido la cuenta de las capturas. Decido cambiar y poner una mosca seca grande patinadora para ver si  produce reacciones pero mientras todos continúan pescando, nada sube a tomar mi mosca. Luego de un tiempo prudencial, regreso a un nuevo modelo de streamer y las tomadas regresan otra vez. Salvo por algunos salmones machos grandes que demostraron ser un poco más fuertes, el pink me pareció un pez muy poco combativo. Inmediatamente, nos trasladamos hasta un segundo lugar en donde  comenzamos a pescar los primeros salmones Silver o Coho, eso ya es otra cosa, las cañas del numero #8 ya comenzaban a cargarse y hasta mostrar síntomas de ser poco cuando sus reels devolvían línea ante las corridas de unos lindísimos salmones Silver.

DSC_0312 c

Por momentos la pesca era constante

Una vez que se encontraba un lugar con peces activos, se insiste hasta que cada pescador llega a un buen número de capturas e incluso las lanchas de nuestros compañeros se ubican a escasos metros y todos parecen pescar, hasta llegamos a tener dobletes de Silver en dos embarcaciones al mismo tiempo. Si bien el pescador de mosca le gusta disponer de un determinado espacio de aguas sin compartir, está claro que los cardúmenes determinan metodologías diferentes y es comprensible que las lanchas de nuestros compañeros se agrupen cuando se encuentra un run.

Nuevamente nos trasladábamos a un nuevo destino cuando de repente apareció el primer oso. Caminaba por la orilla del rio buscando peces y escudriñando cada lugar. Es tan extraña como impresionante la primera visión de un oso en estado salvaje, algo que resulta difícil de explicar pero que inmediatamente nos hace pensar que estamos en Alaska, la última frontera como le llaman en el país del norte.

DSC_0326c

El atardecer en Alaska en Julio es apenas pasadas las 23:30hs!

Regresamos para pescar el turno de la tarde y si bien no hacia frio tuvimos que permanecer con campera de agua, luego confirmaríamos que la campera de vadeo es de uso obligado para todos los días ya que la lluvia está presente casi en cada momento. Durante un breve intervalo de tiempo las nubes se abrieron y la gran monotonía que parecía rodearnos cobraba colores intensos con la luz del sol, se formaron los arco iris más llamativos que hubiera visto nunca, todo en pocos minutos y luego se cerró de nuevo en un manto de nubes, niebla y llovizna.

DSC_0141

Eliseo De Bernardi con una Arco Iris del Rio Brooks

Bajo la negativa de nuestros guías, decidí cambiar de línea de flote por una RIO Streamer Tip de 15pies fast 3, acortar un poco el leader hasta dejarlo justo en 6ft sin modificar el butt para lograr un buen desempeño (turn over). De esta manera pudimos pescar mucho mejor, más cómodos con las distancias y derivas. Cada participante hizo lo mismo y así continuamos hasta el fin de nuestra excursión.  En cuanto a las moscas, pude comprobar que la manera de hacerlas derivar y recoger influía en la tomada de una especie u otra de salmón y no parecía ser muy importante el modelo como si  el color, pero la realidad es que la cantidad de peces es algo increíble.

 

DSC_0051c

La postal de la tarde con los pescadores regresando

Vuelos en hidroaviones o Flyouts

Si bien en Alagnak lodge es posible pescar todos los días sin la necesidad de tomar vuelos en hidroaviones, la experiencia de subir a uno de estos pequeños aviones y sobrevolar los ríos, lagos y esa enorme planicie completan la experiencia de Alaska.

 

DSC_0574c

Marcelo y una excelente Airco Iris del Brooks

Estos vuelos son realizados por una empresa independiente al lodge y se deben coordinar con uno o dos días de antelación. Los aviones habitualmente tienen capacidad para cuatro pescadores, dos guías y el piloto. Las tarifas diarias varían dependiendo del modulo de pescadores pero sobre fin de temporada, las empresas ofrecen promociones que llegan a ser casi el 50% de lo que se cobra en temporada alta. Existen al menos cinco lugares u opciones diferentes para volar, cada una posee  sus características propias pero todas tienen mucho en común. En todos los casos, el avión acuatiza en los lagos, deja al grupo y acuerda un horario de regreso con los guías en la tarde. Se pesca en ríos que desembocan o nacen de estos lagos y todas son corrientes menores y muy fáciles de vadear.

 

El objetivo principal es la pesca de las famosas truchas Arco Iris de Alaska, le siguen los Artic Char y es siempre posible encontrar algún Grayling. En cuanto al salmón, hay miles pero como ya están desovando, se recomienda y se exige por ley no pescarlos, al menos intencionalmente. Pero sucede que las truchas arco iris se encuentran detrás de estos salmones rojos comiendo las ovas fruto del desove, un fenómeno para ver con atención. Es así como la metodología de pesca en estos ambientes es un equipo más liviano, usual #6 con línea de flote y leader de no menos de 12ft. 0X. En el extremo se pone una imitación de huevo de salmón o una perlita de plástico la cual replica exacto el color y tamaño del huevo de salmón. Si bien intente una gran variedad de moscas, nada logro hacer subir a estas truchas o tomar otra cosa que no fuera una imitación de huevo, incluso cuando puse una imitación de huevo mayor las truchas arco iris ni los Char las tomaron.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Samuel y Aldo junto al portico de ingreso del Brooks Camp en el parque Katmai

Brooks, una experiencia inolvidable

Brooks es posiblemente el lugar más interesante para volar. La cascada sobre el rio Brooks llena de osos comiendo salmones es una imagen casi imborrable y conocida mundialmente.

DSC_0067

Marcelo siempre cerca de los osos

Allí, la pesca se realiza vadeando aguas abajo aunque los osos circulan de manera casi constante. Al ingreso al parque es obligación observar un video en el que se dan todas las directivas, consejos y precauciones a tomar ante el encuentro con un oso. Una vez en el rio, tapizado de salmones rojos y escoltados de arco iris lindísimas, nos olvidamos completamente de los osos, de repente nuestro guía con voz bien alta dice: Bear is coming…(se viene el oso).

Nunca antes los reels enrollaron sus líneas a tanta velocidad! Que rápido que se modificaron las prioridades y en pocos segundos todos estábamos parados observando el lugar desde donde aparecería el oso. Este apareció desde el pastizal un poco más cerca de lo esperado, allí pudimos ver su tamaño, realmente enorme y avanzaba en nuestra dirección -ya que por otra parte es la única que lo conduce a su destino la cascada Brooks- de repente, el oso acelera cruzando el rio y pasando a escasos metros de otros pecadores para abalanzarse sobre un salmón, nadie emitía una palabra en nuestro grupo. El oso comió su salmón con todos los pescadores como espectadores y siguió tranquilamente aguas arriba ignorando absolutamente toda presencia. El día se mantuvo soleado durante toda la mañana y cada cinco minutos los guías nos decían: Bear is coming…(el oso viene) y nuevamente salimos del rio todos reunidos y esperando el paso del oso y viendo como se comía un nuevo salmón mientras vadea con el agua al cuello y pensaba: tan solo esta mañana ya justifico todo un año de planificación y quizás también una vida esperando visitar Alaska.

Federico Prato

 DSC_0133

 

 

 

 

Una vez más, pudimos encontrar algunas fotos interesantes que nos llevan a reflexionar   

DSC_0113

Qué lindo lugar para pescar, lástima este oso de mier…

 

DSC_0085 c

Enrique: Ché, vieron para donde se fue?

 

 

DSC_0116

Marcelo: Hasta cuando! Dejame pescar…

 

 

 

DSC_0064

Epa! que paso con los valientes!

 

 

 

 

DSC00376

Vengan a visitarme!

 

 

 

DSC_0624 c

Esta tierra le pertenece al oso, vayan sabiendo…

 

 

Deja un comentario