Córdoba, paraíso cercano.

DSC03699

Me es difícil explicar con palabras las emociones y sensaciones que me invaden en cada salida de pesca a nuestras queridas sierras de Córdoba. Quizás sea el hecho de que descubrí y me enamoré de la pesca con mosca en muchos de estos ríos y parajes tan particulares a los cuales hoy vuelvo.

Sólo basta un puñado de kilómetros para alejarnos del bullicio, entrando en ese mundo mágico de valles y quebradas. Dejando el camino para perdernos en lo profundo de las montañas, saltando como cabras entre las piedras, para llegar a esos lugares de paz, donde por momento solo es “el río y yo”.

Caminarlos,  buscando descubrir el escondite de esa trucha que tanto soñamos y ofrecerle una y mil opciones de moscas hasta hacerla picar, o quizás no.

Miles de instantes como éste, en los cuales nos encerramos en una burbuja de tiempo y espacio, abstrayéndonos de todo lo que hay, o pasa a nuestro alrededor.

La soñada trucha toma la mosca y revienta la burbuja, fin del juego. La devuelvo a su ambiente rápidamente para alterar lo menos posible su equilibrio.DSC05809

Me siento por un rato, tomo una bocanada de este aire puro y descubro todo lo que está alrededor, la hermosa vegetación que pinta el paisaje para maravilla de nuestros ojos,  molles, cocos, espinillos, o quizás tabaquillos en la pampa, o por qué no pinares.  Todo acomodado para que el escenario sea perfecto.

Tal vez una nube blanca como algodón recorte el cielo azul para terminar de pintar el cuadro.  Atravesada por cóndores, jotes o águilas moras que nos miran desde lo alto acusando nuestra intrusa presencia.

Como música de fondo, el ruido del agua corriendo o el rugir de una cascada, interrumpido de a ratos por el canto de una rana o pajaritos en el bosque.

2014-03-16-2507

Qué hablar de las luchadoras truchas que habitan estas corrientes, tanto arcoíris como fontinalis, son sobrevivientes que se bancan terribles crecientes, soportando temperaturas de más de veintiséis grados en verano y casi al punto de congelarse en invierno, verdaderas joyas biológicas, con toda esa belleza salvaje. Compañeras difíciles de engañar, que con solo notar nuestra presencia desaparecen bajo una piedra, oponiendo resistencia cual rival más noble.  Haciendo que nuestros sentidos tengan que agudizarse cada vez más para lograr engañarlas. Y cuando finalmente logramos hacerlo, buscaran una y otra manera de sacarse la trampa usando la corriente y las piedras para zafar, exhibiendo toda su salvaje bravura.

2013-05-12-456

Todo esto y mucho más es lo que nos impulsa a volver cada fin de semana a recorrer estos tesoros. Poderlo compartir con amigos es lo que termina de cerrar la historia, tantas pescas comunitarias, donde no sólo pesca el que empuña la caña.

Los invito a que vengan a disfrutarlos y que los cuiden, para que muchos más puedan sentir lo que sentimos cada vez que volvemos a derivar por las corrientes trucheras de esta querida Córdoba.

DSC04751

Algunos Datos:

Apenas arranca la temporada, el primer sábado de Octubre, generalmente nos encontramos con los ríos muy bajos, los fondos permanecen llenos de verdín, luego de un invierno sin crecidas, por lo tanto se encuentran con mucha comida, sobre todo de insectos acuáticos, principalmente mayflies, caddis y dípteros. Si bien la pesca en estos primeros meses puede ser algo dificultosa, el hecho de que las truchas estén recién salidas del desove y con poca presión de pesca debido a la veda, las hace algo más accesibles.  Generalmente las pescamos con moscas bien chicas e imitadoras.

Ninfitas del tipo peasant tail, hares hear, prince o pupas de caddis en tamaños que van entre un #12 y un #18, o secas como parachutes, elk caddis y/o emergentes de CDC,  cripple dun o spinners en tamaños #16 al #26 son ideales para estos comienzos.

Esta situación se extiende generalmente hasta que llegan los primeros calores y con ello las lluvias y algunas grandes crecientes. Estos aluviones comienzan de a poco a limpiar los lechos,  haciendo que la comida comience a escasear.

Así llegado diciembre/ enero las altas temperaturas, suelen complicar bastante la pesca, ya que debemos concentrarnos en las horas picos donde la temperatura baja y las truchas entran en actividad, A las moscas que anteriormente veníamos usando, le sumamos algunos atractors pequeños u/o terrestres como hormigas o escarabajos.

DSC04764

Llega febrero/marzo y si el agua nos deja (este año en particular tuvimos lluvias fuera de lo normal), recuerden que con las lluvias los ríos se enturbian haciendo imposible la pesca, llega la época de “la tucura”, es la época en que las langostas empiezan a eclosionar y todo el campo comienza a saltar. Por supuesto esto hace que la caída accidental al agua sea constante y las truchas no lo desaprovechan, por lo tanto la pesca en estos meses será con imitaciones de langostas y otros atractors que las imiten. Las clásicas Dave Hopper, parachute hopper, madame X, tarantulas, exc.

 

DSC04781

La fiebre de las tucuras comienza a disminuir con los primeros fríos de abril, llegan los últimos meses de la temporada y la pesca se vuelve nuevamente fina, volvemos principalmente a las ninfas, ya que con la baja en las temperaturas, las eclosiones de insectos disminuyen. Sin embargo en algún momento de día se prestará para que tentemos algunas con alguna que otra seca o emergente.

Recordemos que las truchas en nuestras aguas son bastante oportunistas, esto debido a que las fuertes crecientes limpian los fondos haciendo que los insectos disminuyan, por lo tanto estarán atentas a todo lo que les parezca y puedan incorporar de alimento. Las selectividades serán a comienzo de temporada generalmente producidas por grandes eclosiones de mayflies. Las que pescaremos durante sus distintos estadíos de emergencia, adultos y spinners según pasen las horas.

DSC05799

Durante toda la temporada y si estamos en busca de alguna trucha pesada, podemos utilizar también alguno que otro micro streamer o buggers. Al comienzo de temporada las truchas aprovechan a desafortunados alevinos que recién eclosionados son blanco fácil, luego llegando al verano, en mucho de los causes inferiores comienzan a remontar las mojarras. Por otro lado si pescamos en aguas estancas renacuajos son el plato principal, finalmente y principalmente en los ríos que bajan para el valle de Traslasierra, los bagres del torrente son la comida habitual haciendo que las truchas alcancen tamaños impensados para causes tan chicos.

Llega el último fin de semana de mayo y comienza nuevamente el receso, tiempo para renovar las ilusiones hasta la nueva apertura.

2014-01-26-2157

Equipos

Para pescar en Córdoba los equipos indicados son el #2, #3 y #4 de acciones progresivas a suaves, esto es principalmente debido a la distancia de pesca generalmente cortas,  tamaño de las moscas y en muchos casos fragilidad de los tippets que debemos cuidar.

Si tuviésemos que quedarnos con uno seguramente este sería el #4 por la versatilidad durante toda la temporada.

Armados con líneas de flote, leaders de 7.6 ft. o 9 ft. terminados con tippets que pueden ir desde un 2X hasta un 8X, esto dependiendo del tamaño de la mosca. Para hacer un cálculo rápido podemos dividir el tamaño el anzuelo por tres y tendremos el típpet  a utilizar, por ejemplo: para una mosca atada en un anzuelo #12 usamos 4X.

DSC05815

Comentarios:

* Realmente es magnífico contar con tantos ambientes aptos para la pesca con mosca en nuestra hermosa y pintoresca provincia de Córdoba.

Una infinidad de ríos y arroyos con condiciones óptimas para el desarrollo de la pesca de dos de las especies más valiosas de salmónidos como lo son la Trucha Arcoíris y la Trucha Fontinalis.

180804_111114608965276_7942155_n[1]

Con más de 500 kilómetros de extensión de norte a sur, nuestras sierras cordobesas poseen una increíble diversidad de ambientes y ricos ecosistemas  rodeados de un nutrido y cambiante paisaje agreste y vegetación en donde encontramos infinidad de cursos de agua de distintos tamaños situados entre los  1200 y 2300 msnm poblados de hermosas truchas que son el motivo de visita de cientos de pescadores a lo largo de la temporada de pesca.

Es un verdadero privilegio poder contar con semejante diversidad de ambientes aptos para el desarrollo de esta actividad a tan solo unos pocos kilómetros de distancia de nuestros hogares.

Cada sector de nuestras sierras que esta surcada por un arroyo o río es una verdadera pintura, un increíble cuadro, cada curva del río es un verdadero misterio que invita y atrapa al pescador a seguir un poco más adelante con el afán de encontrar “El Lugar”, su lugar, aquel rinconcito que cobije la trucha de nuestros sueños, aquella que nos desveló la noche anterior y fuimos a buscar en la profundidad de un cajón, junto a una cascada, a la entrada de un arroyo o en aquella misteriosa y oscura corredera a la salida de un pozón…

En definitiva, los ambientes serranos y la pesca de truchas en Córdoba son recursos muy valiosos que todos deberíamos aprender a cuidar y conservar como tal, un verdadero regalo de la naturaleza.

Mauro Palermo

2014-03-24-252110153436_602281143181951_1255905606_n[1]

* No puedo explicar la alegría que me da haber encontrado una actividad tan fascinante como la pesca con mosca,  intentando  con cada salida ir sumando conocimientos, ir mejorando cada paso que doy,  y por sobre todo ahora que cuento con la ayuda de verdaderos pesos pesados en esta actividad que tanto nos apasiona, ir aprendiendo de ellos y grabándome cada consejo y experiencia.

2014-03-04-2340

Esta temporada tuve la oportunidad de visitar lugares tan bellos que creo sería imposible borrar de mi memoria, todos ellos de nuestras hermosas sierras cordobesas, tan llenas de vida, colores y paisajes únicos, con ríos y arroyos de aguas cristalinas repletas de especies de insectos que complementan la dieta de nuestras truchas y que a diario intentamos imitar con nuestras moscas, para poder tentarlas al fin de semana siguiente como es en mi caso particular.

Esta temporada se nos complicó un poco por las lluvias, que no solo aumentaron el caudal de nuestros ríos serranos, sino que también cambiaron la forma y los fondos de los distintos pozos, la claridad de las aguas y la cantidad de comida presente hicieron que fuera aun mas difícil saber qué mosca elegir a la hora de empezar a pescar, pero con una enorme satisfacción porque las capturas se sucedieron una tras otra en todas las salidas y nos dimos el lujo de pescar todos; hermosos ejemplares y de muy buenos portes.

Solo me queda agradecer la buena onda de todos mis amigos, ya sea de mi equipo de trabajo como de la vida en sí y espero seguir compartiendo muchas más salidas y buenos recuerdos como los de esta temporada. Un fuerte abrazo a todos ellos y GRACIAS a todos.

Franco Barrera

2014-03-04-2357

2 comentarios sobre “Córdoba, paraíso cercano.

  1. Podés dar la vuelta al mundo pescando, pero las sierras de Córdoba tienen algo único, un no se que, que las hace diferente a cualquier otro lugar. Linda nota, lindas fotos, lindas truchas. Saludos!

Deja un comentario