Salta

No hay año que dejemos de pensar en cuando podremos volver al Río Juramento. La combinación de sensaciones y experiencias es siempre muy variada, pero sabemos que allí están los grandes desafíos dorados.

Con las últimas luces de la temporada apagándose, realizamos un viaje relámpago rumbo a Salta, para pescar por dos días el río Juramento. Con las ansiedades bien altas partimos junto al amigo Carlos Miti desde la terminal de Córdoba.

Una nueva aventura en busca de los torpedos amarillos nos lleva a visitar tierras salteñas, precisamente a dos de los ríos más preciados por los mosqueros, los más difíciles y técnicos, donde habitan los grandes “cabezones”.

Esta es sin duda alguna una de las mejores opciones de pesca de dorados que nos ofrece el norte argentino. En este caso en particular, su coordinador, Alejandro Haro ofrece un IMG_2329programa que combina dos experiencias tan disimiles como únicas.

Página 1 de 3 123