Río Juramento, Salta

El Río Juramento es considerado hoy como uno de los más importantes para la pesca del dorado y en especial con mosca.
Si bien existen dos áreas de pesca muy bien marcadas por su fisonomía, la mayoría de los operadores y guías de pesca optan por la zona inferior ubicada aguas abajo de la represa el Tunal.
El motivo es simple, los trofeos se encuentran allí o al menos eso nos revelan las fotografías y los más destacados profesionales.

Sabemos por otros operadores que la parte superior, aguas abajo del Dique Cabra Corral cuenta también con dorados grandes, pero nuestra experiencia no nos permite confirmarlo aunque sí podemos decir que es un rio y un paisaje digno de la Patagonia.
¿Cómo se pesca en este Río?
Vadeo
Si bien se puede vadear en todo su recorrido, las zonas en donde podremos caminar y encontrar lugares aceptables abarcan desde el paredón del Tunal hasta la Peña de Lambaré.  Este último es el mítico lugar en donde se continúan sacando verdaderos monstruos a pesar de que su fisonomía ha cambiado imposibilitando un acceso limpio al “Palo del Tuna” (posición clave para poder presentar una mosca adecuadamente). Por lo tanto la llegada con un cast a la barranca se hace casi imposible.

Aguas abajo, las zonas de acceso al río son muy limitadas y casi no existen si no disponemos de  conocidos en los campos privados.  Los lugares con dorados se encuentran muy alejados uno del otro, por este motivo se recomienda la flotada.

Flotando
  
Los profesionales que brindan servicios en la actualidad han desarrollado una serie de programas que les permiten rotar y hacer flotadas en dos o tres tramos aguas abajo. La rotación la realizan de acuerdo a la cantidad de pescadores presentes o simplemente optan por el tramo más rendidor.
La flotada del Juramento recorre un tramo de casi 40km, si consideramos que una flotada clásica en el Río Aluminé o Chimehuin por ejemplo recorre de 5 a 12km, comprenderemos que es un día de pesca muy largo.
Los principales ámbitos de pesca son cerrados, con cierta profundidad y con “empalizadas” que brindan la protección natural a los dorados. Este conjunto de elementos, por lo general impide que podamos pescar vadeando y por lo tanto son contadas las veces que bajaremos de nuestro bote para pescar.
 

Nuestras experiencias
Durante el año 2008, nuestro grupo ya viajó más de cuatro veces con un número variable de pescadores.
Los piques fueron siempre pocos en cantidad pero en oportunidades revelaban el tamaño descomunal de un dorado y en otras, los dorados eran de tamaños intermedios e incluso chicos.
Pero la sorpresa, siempre esta, allí viven y eso nos hace reincidir y regresar.
 
Todas nuestras experiencias y líneas de investigación empíricas no nos permiten definir una información acabada. Sí sabemos qué moscas y equipos funcionan mejor, pero cómo, por qué y cuándo deciden atacar parece ser algo aun lejos de descubrir, al menos para nosotros a más distancia. 
Por fortuna contamos con la información de los guías profesionales quienes flotan el río de manera casi constante y eso sí se constituye en un gran aporte.
Pablo Orfeo, pionero en la zona y con una organización impecable, lleva un registro estadístico con las capturas y condiciones.  Pablo  nos dice que durante los meses de octubre y noviembre se presentan los picos en cantidad y tamaños de dorados.
 No es el caso de este mes de octubre en curso, aunque está convencido que tiene que desatarse una actividad intensa de un momento a otro.

Para Tuna Labarta, los dorados grandes están en el río y en los lugares clásicos pero muy al resguardo bajo los palos y empalizadas en donde las moscas no pueden llegar.
Pero cuando comienza el momento de la freza y la hiper actividad, se mueven y “asoman” un poco de estos lugares, es allí cuando se produce la actividad masiva y que muchas veces se mal interpreta como que los dorados finalmente han llegado.

En mi opinión, este Río nos marca un desafío casi total, en primer lugar nos exige estar pescando de manera casi constante, buscando cada escondite a lo largo de 40 kilómetros, desde la mañana a la noche y cuando llegamos a los lugares clásicos de dorados grandes como “Isla Verde”, la sensación de que el grande esta allí viendo nuestra mosca es algo muy especial y es por eso que seguiremos volviendo.

Como viajar:
Hemos probado casi todas las opciones, viajar en automóvil, colectivo y avión. De todas esta alternativas, el colectivo parece ser una opción que nos permite aprovechar mejor el tiempo ya que se viaja de noche a la ida para llegar a pescar a la madrugada y al regreso nos permite salir del río sin apuros ni sobresaltos. Las otras dos opciones implican uno o dos días adicionales de descanso.

Equipos:

Cañas:
Habíamos mencionado en una de las últimas oportunidades que el equipo #10 era recomendable para intentar “contener” la corrida de uno de estos monstruos y así evitar la pérdida y corte en los palos. Las experiencias nos indicaron que al estar pescando de manera constante durante todo el día, nuestra mano y brazo pueden sufrir de un agotamiento severo y la consecuente pérdida de efectividad en la presentación. En los últimos dos viajes volvimos a emplear los modelos de cañas para línea #8 en 9pies, rápidas y livianas. El resultado fue positivo.

Líneas:
Continuando con el uso de los modelos de líneas Rio Streamer tip de 7 y 15 pies de hundimiento extra rápido. Esta línea parece ser hecha a “medida” del lugar de acuerdo a las experiencias de los guías. Con la suba de temperatura, su cobertura ya no se comporta como en los meses anteriores y luego del medio día parece ser “blanda”. Un consejo es mantenerla limpia con el kit de limpia líneas de manera muy periódica durante la jornada, esto es de gran ayuda.

Modelos en líneas de flote ya se están usando y hay una línea que parece ser el “nuevo” descubrimiento para una línea de dorado en flote. Esta es la versión 2009 para la tradicional Rio Bonefish. Algunas de las ventajas de esta nueva versión es que cuenta con un torpedo similar al ultra popular Rio Gold  pero con una cobertura intermedia entre agua fría y cálida lo que le da su mejor desempeño en una condición intermedia como es la que se cumple en Salta.
Pescamos con esta línea como prototipo cuando Rio Products nos la envió para pruebas el pasado mes de Abril y el resultado es sin dudarlo,  para recomendar.
Leaders y tippets:
Leaders sin nudos en 7,6 pies sugeridos para Stripe bass (semi rígidos y muy resistentes a la fricción) el tippet de acero mínimo de 20 libras.  
Moscas:
A los modelos clásicos para el Juramento se les incorporan plumas amarillas y verde Chartreusse. El anzuelo #3/0 es Tiemco 811 o preferentemente el Tiemco SP600 en #4/0.

 

Federico Prato